Ópera “La muerte de Garcilaso”

opera la muerte de garcilasoDe Ruperto Chapí

 

COMPAÑÍA: Ópera de Izmir (Turquía)

DIRECCIÓN MUSICAL: Tulio Gagliardo

DIRECCIÓN ESCÉNICA: Michelle Mirabella.

Año 2009, año en el que además de conmemorar el centenario de la muerte de Ruperto Chapí, la Fundación Garcilaso de la Vega, con la colaboración del Teatro de Esmirna (Turquía) y el Ayuntamiento de Toledo, estrena esta Ópera en el Teatro de Rojas.

Fue, sin duda, el proyecto más ambicioso llevado a cabo por la Fundación Garcilaso de la Vega que se encargó de recuperar esta Ópera inédita hasta entonces. Los esfuerzos realizados  dieron su fruto puesto que tras recuperar la obra de Chapí y su actualización por el director de orquesta Tulio Gagliardo se consiguió sacar adelante con éxito una ópera de estas características. La colaboración de un elenco español y turco de más de 100 personas despertaron de su letargo a los personajes de esta bellísima pieza artística.

La ópera ‘La muerte de Garcilaso’ es un drama lírico en un acto y dos cuadros y tiene una duración aproximada de 80 minutos.

La audición de esta ópera se realizó en la Real Academia Española de Bellas Artes, el mismo año de su creación. Gracias a esta audición, la Academia prolonga la beca que tenía concedida el insigne compositor y se le concede autorización para trasladarse a Francia, pero la ópera nunca llegó a ser estrenada.

La Fundación Garcilaso de la Vega es una institución sin ánimo de lucro que tiene como objetivo principal poner en valor la figura de Garcilaso de la Vega como uno de los grandes escritores del Siglo de Oro español, resaltando el aspecto innovador y renacentista que lo caracterizó, no sólo como poeta, sino también como hombre de su tiempo.

Entre las actividades que desarrollamos desde la Fundación Garcilaso de la Vega, destaca el estreno mundial de la Ópera: «La muerte de Garcilaso», compuesta en 1854 por el también español Ruperto Chapí.

Curiosidad: El soneto 5º de Garcilaso de la Vega se incorpora tras la actualización de la ópera musicalizada por Tulio Gagliardo, pero no forma parte de la obra original de Ruperto Chapí.